La huelga de los trabajadores de una fábrica de zapatos en la provincia meridional china de Guandong por el acceso a los beneficios sociales entró hoy viernes en su quinta jornada.
Miles de trabajadores de la compañía Yue Yuen Industrial (Holdings) Ltd., fabricante de zapatos para marcas tan famosas como Nike, Adidas y Timberland, salieron furiosos de la fábrica y tomaron una calle principal cercana alrededor de las 08:50 horas.
La policía se apresuró a dirigirse al frente de la multitud, exigiendo a los inconformes que regresaran al trabajo. Las fuerzas del orden se llevaron a docenas de trabajadores, pero no se produjeron altercados ni tampoco hubo heridos.
La policía ha bloqueado algunas secciones de la calle y la mayoría de los manifestantes ya han regresado al recinto de la fábrica, en la que trabajan cerca de 45.000 obreros, pero la producción sigue suspendida.
Unos 600 trabajadores de la planta tomaron las calles por primera vez el 5 de abril, bloqueando carreteras y exigiendo el pago completo de su seguro social y fondos de vivienda.
Tras una serie de negociaciones fallidas con la dirección de la fábrica, más trabajadores se sumaron a lo que se convirtió en una huelga masiva el lunes.
Ayer jueves, la dirección de la fábrica prometió pagar todos los beneficios sociales atrasados, pero los trabajadores rechazaron a volver al trabajo por falta de confianza.

 


Comments


Your comment will be posted after it is approved.


Leave a Reply