Picture
BEIJING, 8 dic (Xinhua) -- Las autoridades centrales de China publicaron hoy una regulación que prohíbe explícitamente los platillos que contengan aletas de tiburón, nidos de golondrinas y otros productos de animales silvestres en cenas de recepción oficiales.
El documento, que fue emitido conjuntamente por las oficinas generales del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh) y el Consejo de Estado, tiene el objetivo de regular el uso de fondos públicos en las recepciones de las autoridades locales con miembros visitantes del Partido o funcionarios gubernamentales.
Las aletas de tiburón, los nidos de golondrina y otros productos de animales silvestres raros son muy populares en las cenas lujosas en China.

RECEPCIONES FRUGALES

Funcionarios en viajes de negocios deben encargarse de sus propios alimentos de acuerdo con los estándares de gasto correspondientes y los anfitriones locales sólo tienen permitido ofrecer una cena de recepción si es necesario, estipula el reglamento.
La normativa añade que no se permitirá que se ofrezcan cigarrillos y licores caros en estos encuentros oficiales, los cuales no deben realizarse en clubs privados ni en sitios lujosos.
También está prohibido organizar conferencias y actividades en destinos turísticos o en sitios de entretenimiento comercial y los fondos gubernamentales no deben usarse para cubrir las visitas recreativas personales de los funcionarios, indica.
Por otra parte, los funcionarios por debajo del nivel provincial no deberán hospedarse en suites durante sus viajes de trabajo, agrega el texto.
La regulación también prohíbe a los anfitriones locales que den dinero, acciones negociables, recuerdos o productos locales como regalos para los funcionarios.
El reglamento reitera que no deben realizarse ceremonias de bienvenida, colocarse carteles o alfombras al recibir a funcionarios en aeropuertos y estaciones y que el número de acompañantes de los funcionarios también debe ser controlado estrictamente.
El uso de vehículos gubernamentales y de la policía en actividades de recepción también debe ser mantenido dentro de un nivel razonable, indica.

SUPERVISION REFORZADA

Además, el reglamento indica que el gasto público en recepciones oficiales debe ser incluido como un rubro aparte en los presupuestos de las autoridades y que la información relevante debe estar abierta a la supervisión del público.
Las agencias disciplinarias y de supervisión deben fortalecer la vigilancia sobre los fondos gubernamentales en esas actividades y los funcionarios que violen el reglamento deben ser responsabilizados de sus actos.
Además de la simplicidad y transparencia, el documento estipula que las tradiciones de los grupos minoritarios étnicos también deben ser respetadas.
De acuerdo con el texto, las nuevas reglas promoverán la frugalidad, se opondrán a la extravagancia y fortalecerán los esfuerzos anticorrupción entre el Partido y las autoridades gubernamentales.
El nuevo reglamento también será aplicado a empresas de propiedad estatal, a instituciones financieras estatales y a organizaciones patrocinadas por el Estado.

REFORMAS ADICIONALES

Además de las reglas estrictas, el documento también se caracteriza por los esfuerzos de reforma para frenar la extravagancia en recepciones oficiales, dijo hoy la Administración de Oficinas Gubernamentales en un comunicado.

El reglamento ha trazado las reformas en el sistema administrativo de recepciones oficiales y un sistema de administración centralizada de recursos para los gastos de recepción, agrega el comunicado.

Además, el comunicado dice que las normas en el nuevo reglamento son prácticas, lo que facilita su aplicación.

Lin Jiabin, un analisa de la división de desarrollo social del Centro de Investigación del Desarrollo del Consejo de Estado, dijo que se espera que el nuevo reglamento ponga alto al despilfarro en los banquetes de recepción oficiales porque las normas son muy detalladas y prácticas.

Sin embargo, también urgió a que se mejoren los sistemas para la administración de los gastos financieros y fiscales con el fin de garantizar una aplicación de largo plazo de la campaña contra el despilfarro.

Las autoridades locales tienden a ofrecer recepciones excesivas para los funcionarios visitantes como parte de sus muestras de ostentación, y la raíz de esos problemas son los vacíos de los sistemas respectivos, dijo Lin Shuanglin, director del centro de investigación de finanzas públicas de la Universidad de Pekín.

Esas prácticas han causado un desperdicio enorme e impulsado los estilos de vida extravagantes entre algunos funcionarios, dijo Xie Chuntao, un profesor de la Escuela del Partido del Comité Central del PCCh.

Como el nuevo reglamento define claramente los límites y restricciones en las actividades correspondientes, se espera que tenga efectos positivos en la campaña de frugalidad, opinó Lin Shuanglin.
 


Comments


Your comment will be posted after it is approved.


Leave a Reply