Picture
En su anual despliegue de mercadotecnia, Apple presentó el 10 de septiembre su nuevo iPhone, que debía significar la entrada de la empresa estadounidense en la batalla de precios. La expectación era muy alta en China, el mayor mercado de móviles del mundo, donde Apple ha estado perdiendo terreno en los últimos años y podría intentar luchar con su nuevo iPhone barato.

¿La realidad? Frente a lo que pudiera parecer (algunos medios han titulado un iPhone desde 70 euros), el nuevo móvil de Apple sigue siendo muy caro. En el caso de China, las tiendas oficiales ya han incorporado los nuevos precios: el modelo más sencillo del iPhone 5C sale por 4.488 yuanes (552 euros, 733 dólares).

Si se trataba de presentar un modelo más barato y competir con otras marcas (Samsung, Lenovo, Huawei, Xiaomi…) el nuevo iPhone, al menos en China, va a estar en un segmento del mercado muy superior. El último modelo de Xiaomi, la empresa que reina en el país asiático entre los dispositivos más económicos, cuesta 1.999 yuanes (246 euros, 326 dólares); su teléfono de gama baja está en 799 yuanes. Otras empresas como Samsung, Lenovo o Huawei también tienen modelos por menos de 2.000 yuanes.

En este caso, estamos hablando siempre de dispositivos libres. En China, son muy pocas las personas que compran su móvil firmando un contrato a largo plazo con las compañías telefónicas.

En Internet, los chinos han recibido con críticas el nuevo modelo de iPhone, que pensaban iba a ser mucho más barato.

Fuente: ZaiChina
 


Comments


Your comment will be posted after it is approved.


Leave a Reply