El presidente chino anuncia en México que su país realizará en los próximos cinco años una inversión internacional de más de 500.000 millones de dólares
Picture
Enrique Peña Nieto y Xi Jinping, en la Ciudad de México. / SÁSHENKA GUTIERREZ (EFE)
El presidente chino, Xi Jinping, aprovechó el miércoles su segundo día de visita a México para lanzar un fuerte mensaje a la comunidad internacional. En su discurso ante el Congreso mexicano y tras destacar el beneficio mutuo que traerá la nueva relación entre los dos países, afirmó: “En los próximos cinco años, China va a importar productos valorados en más de 10 billones de dólares y va a realizar una inversión internacional de más de 500.000 millones y más de 400 millones de chinos van a efectuar viajes internacionales. Así que el desarrollo de China va a ser una buena noticia para el resto del mundo”.
El mandatario chino destacó en su intervención que, “dado el peso que tiene México en América Latina”, la asociación estratégica chino-mexicana acordada la víspera será el motor que impulsará aún más las relaciones de Pekín con una región, que vive “una época de oro en su desarrollo”. “No nos cabe la menor duda de que cuanto más se desarrolle América Latina, más les convendrá al mundo y a China”, añadió.

Xi Jinping, que citó al pintor Diego Rivera, a los escritores Alfonso Reyes y Octavio Paz (en dos ocasiones) y al presidente Benito Juárez –“Entre los individuos como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz”-, subrayó la comunidad de intereses de ambos países ante los retos del futuro. Partiendo de una base que “iguale la importancia entre el comercio y la inversión” y repudie “conjuntamente el proteccionismo”, afirmó que el desarrollo de las relaciones entre China y México “demanda un enfoque de cooperación basado tanto en lo bilateral como en un alcance global”.

En este sentido, el presidente chino señaló que China y México y, por extensión, América Latina “deben impulsar juntos la democratización de las relaciones internacionales, hacer frente a desafíos como la crisis financiera global y el cambio climático, “así como salvaguardar los intereses comunes de todos los países en vías de desarrollo”. Asimismo, manifestó su confianza en que pronto sea una realidad el Foro de Cooperación China-América Latina y el Caribe, con vistas a profundizar los lazos entre este continente y la región Asia-Pacífico.

Horas más tarde, Xi Jinping participó junto con el presidente mexicano en un seminario conjunto de empresarios. Peña Nieto reiteró que los dos retos principales son reequilibrar la relación comercial con el gigante asiático, incrementando las exportaciones mexicanas y logrando más inversiones de este país. China ocupa actualmente el puesto 32 en la lista de países por sus inversiones directas en México.

“México es un destino serio, atractivo y fiable para la inversión”, dijo Peña Nieto, invitando a apostar por proyectos de alta tecnología, infraestructuras y energías renovables. México será sede en 2015 de la primera cumbre de empresarios de China y América Latina.

Xi Jinping visitará el jueves las ruinas mayas de Chichén Itzá, en Yucatán, antes de partir para California donde se entrevistará con el presidente Obama. Llevará en su cartera el valor de su nueva amistad con México y por extensión el de su creciente protagonismo en América Latina.

 


Comments


Your comment will be posted after it is approved.


Leave a Reply