Picture
BEIJING—Una crisis de liquidez en los mercados financieros de China está comenzando a afectar a la economía general, al tiempo que ejecutivos bancarios advierten sobre mayores tasas de interés, un otorgamiento de créditos más cauto y una lucha por recaudar fondos con el ofrecimiento de mayores rendimientos a los inversionistas.

El impacto dependerá de cuánto dure la crisis, que comenzó hace dos semanas con un alza de las tasas de los préstamos interbancarios. Hasta ahora, el efecto parece moderado y Beijing tiene una capacidad significativa para intervenir si surge una amenaza importante para el sistema financiero.

Sin embargo, el miércoles una tasa interbancaria referencial se elevó a su mayor nivel en casi dos años, mientras la crisis de efectivo no daba señales de retroceder.

La crisis ha obligado a muchos bancos chinos pequeños, que dependen en mayor medida del mercado interbancario de corto plazo que sus contrapartes estatales de mayor tamaño, a reevaluar los términos de sus créditos, según ejecutivos bancarios. Cualquier barrera al otorgamiento de créditos podría ser una noticia negativa, dado que el crecimiento económico de China ya ha mostrado señales de desaceleración.

Un administrador de crédito del China Citic Bank Corp. 601998.SH -0.56% (CHCJY, 0998.HK, 601998.SH) en Beijing dijo esta semana que las ajustadas condiciones de financiamiento obligarán al banco a elevar sus tasas de crédito, lo que afectará más a las empresas pequeñas. "Por un lado, tenemos que buscar proyectos con mayores rendimientos para darles crédito, pero eso suele asociarse con riesgos más altos", sostuvo el ejecutivo. "Sin embargo, por el otro lado, necesitamos prestar más atención a los riesgos de un posible aumento de la morosidad a medida que el crecimiento económico sigue desacelerándose".

Un portavoz de Citic Bank no estuvo disponible inmediatamente para hacer comentarios.

Un ejecutivo de un banco nacional de tamaño mediano con sede en el norte de China también indicó que la menor liquidez podría traducirse en mayores tasas para los créditos. "El financiamiento está realmente ajustado en este momento y tendremos que elevar las tasas pronto", manifestó.

Aunque el gobierno chino regula las tasas de interés, los bancos pueden efectuar préstamos a una tasa hasta cuatro veces la tasa de referencia del banco central, lo que les da un margen considerable para fijar el precio del crédito.

Las tasas ya están subiendo en el mercado chino de bonos. El rendimiento de la deuda corporativa a tres años con calificación "AAA" se ubicó en 4,53% el martes, según datos del sitio web oficial del mercado de bonos de China, frente a 4,27% a fines de mayo, antes de la crisis. Los bonos corporativos de menor plazo han experimentado un alza aún mayor. El índice Compuesto de Shanghai, el referencial accionario de China, cayó 0,6% el miércoles a su menor nivel desde diciembre, en parte debido a la escasez de efectivo.

Una referencia interbancaria de los costos de financiamiento, la tasa de acuerdo de recompra a siete días, subió a 8,20% el miércoles, su mayor nivel desde junio de 2011, frente a 6,82% el martes. La tasa promedió cerca de 3,30% este año antes del comienzo de la crisis de liquidez a fines del mes pasado.

El mercado interbancario de China siguió abierto el miércoles por media hora más, hasta las 5 p.m. hora local, para ayudar a los ejecutivos bancarios que no pudieron conseguir suficiente financiamiento de corto plazo a la hora normal de cierre, la última de una serie de medidas de este tipo desde fines de mayo.

Los bancos de China han instado al Banco Popular de China a inyectar fondos en el mercado para aliviar la crisis. Hasta ahora el banco central no ha intervenido, en lo que analistas consideran una señal de que Beijing ya no está dispuesto a impulsar la economía y que los bancos necesitan poner sus finanzas en orden.

"Los bancos parecen haber aumentado el crédito de manera agresiva a comienzos de junio... [y] haber supuesto que el banco central chino contribuiría a ese crédito, dado el lento crecimiento económico", indicó Louis Kuijs, economista de Royal Bank of Scotland RBS.LN +1.17% . "Al parecer el banco central chino desea apegarse a las actuales metas cuantitativas y que los bancos respeten sus cuotas de crédito".

El crédito se ha expandido rápidamente en China en los últimos cuatro años, tras los esfuerzos por aislar la economía de la crisis financiera global con una iniciativa de estímulo encabezada por los bancos. El gobierno ahora intenta impedir que los niveles de deuda aumenten aún más, mientras lidia con una economía más lenta.

La crisis de liquidez se produce por una serie de factores. La desaceleración económica de China ha generado menores ingresos de capital extranjero, que inyectan dinero al sistema. Los bancos también deben cumplir las obligaciones de una creciente cantidad de productos de inversión a corto plazo, que son vendidos por los bancos como sustitutos de alto rendimiento para los depósitos.

Los rendimientos sobre tales inversiones, denominadas productos de gestión de patrimonio, cayeron en los últimos meses tras la implementación de nuevas regulaciones para hacerlas menos riesgosas. Pero los retornos de estos productos, que están fuertemente invertidos en bonos y créditos interbancarios, han registrado un aumento en la última semana mientras los bancos luchan por conseguir fondos.

El miércoles, Bank of China Ltd. 601988.SH +1.18% (BACHY, 3988.HK, 601988.SH) ofreció un rendimiento de 4,4% sobre productos de gestión de patrimonio que vencen después de 63 días, frente a 4% para instrumentos similares emitidos en mayo. Citic Bank vendió productos a tres meses con un retorno de 5,2%, lo que se compara con 4,8% para productos similares hace dos semanas.

Algunos analistas señalan que los problemas de liquidez podrían ser de corto aliento. Mike Werner, analista de Bernstein Research en Hong Kong, dijo que las medidas de los bancos tendientes a garantizar que tienen suficientes depósitos y capital a mano para cumplir con los requerimientos regulatorios, al término del primer semestre del año financiero, están impulsando la escasez.

"Toda esa presión cederá en julio", dijo.

De todos modos, dado que los bancos no están seguros de poder contar con que el banco central inyecte efectivo cuando se necesite en el futuro, la agitación interbancaria de esta semana podría tener efectos más duraderos.

"A diferencia de los principales bancos estatales que tienen grandes bases de depósitos, los bancos más pequeños como el nuestro se ven más afectados por la volatilidad interbancaria", indicó un ejecutivo de un banco comercial con sede en la provincia oriental de Shandong. "La liquidez es nuestra prioridad ahora".

Fuente: TheWallstreetJournal
 


Comments


Your comment will be posted after it is approved.


Leave a Reply