Picture
Envase de vino de arroz y leche materna.
Un recién nacido de 7 días ha permanecido durante 2 días ingresado en el Hospital del distrito de Guangzhou después de que la enfermera que le cuidaba le alimentara accidentalmente con vino de arroz en vez de leche. La trabajadora ha sido suspendida y se ha abierto una investigación sobre el caso, aunque todo apunta a que se trata de un accidente.

Un bebé de siete días ha estado ingresado en cuidados intensivos en el Hospital de Distrito de Desarrollo Guangzhou, en China, después de que la enfermera que se encargaba de su cuidado le diera de beber vino de arroz en vez de leche de forma accidental.

El incidente tuvo lugar cuando la enfermera quería dar al bebé un poco de leche y al ver una botella de líquido claro en la mesita de noche la confundió con leche en polvo cuando en realidad se trataba de vino de arroz. Tras beber el contenido de la botella el pequeño empezó a vomitar y se fue poniendo rojo. Minutos después fue llevado a cuidados intensivos donde permaneció durante dos días.

Los médicos aseguran que el bebé no ha sufrido daños irreversibles. Actualmente la enfermera está suspendida de su trabajo y se ha abierto una investigación. El hospital ha salido al paso de las críticas y asegura que el vino de arroz es utilizado para el tratamiento de ciertas dolencias.

 


Comments


Your comment will be posted after it is approved.


Leave a Reply