Lynn Ye reside en Shanghái, pero viaja mucho a España. Ha vivido aquí y habla muy bien nuestro idioma. Su conocimiento del terreno le permite ayudar a sus amigos interesados en comprar casa aquí. "Algunos quieren playa, y otros, gran ciudad. Unos quieren comprar para que sus hijos tengan una educación internacional, y otros, para diversificar su inversión y, de paso, obtener un permiso de residencia que les permita moverse por Europa", señala esta socia ejecutiva de West-East Bridge Consulting, consultora que asesora a empresas españolas a introducirse en el mercado chino.

Sin duda, la reciente aprobación del visado por inversión [la concesión de residencia por la adquisición de bienes inmuebles en España con un valor igual o superior a 500.000 euros] será un acicate a un fenómeno en ascenso: desde 2010, la compra de viviendas por extranjeros crece a doble dígito. Aunque los ingleses siguen siendo los que más casas adquieren —un 16,6% del total—, son los chinos, franceses y rusos, por este orden, los más activos, con incrementos del volumen de compras entre el 200% y el 300%.

"Nosotros y otros promotores ya estamos colaborando con consultoras hispano-chinas que tienen representación de grandes redes de agencias inmobiliarias para dar a conocer nuestras promociones en Madrid. En cuando se concreten las medidas del Gobierno, desplegaremos una campaña informativa para distintos mercados", reconoce Leonardo Sánchez-Heredero, presidente del Grupo Inmobiliario Delta. En Bankia Habitat también han activado la maquinaria para pescar clientes en geografías como Rusia, los países escandinavos, Alemania, Reino Unido y el norte de África buscando acuerdos con agentes en origen. "El chino es un mercado claramente a potenciar", reconocen.

¿Qué buscan? "A diferencia del ruso, que puede venir cada 15 días, para el chino la compra de vivienda es una inversión para diversificar el patrimonio, ya que allí el suelo es propiedad estatal. Nuestros inmuebles se podrían alquilar a un precio no tan alto, ya que el rendimiento lo obtienen con el permiso de residencia", explica Jacinto Soler Matutes, director de Emergia Partners y socio fundador de Spainresident.com. Este experto, más de una década trabajando con el gigante asiático, constata un cambio de tendencia: "Al principio de la crisis estaba la incertidumbre sobre el euro, pero ahora son ellos los interesados en invertir aquí. Primero en temas industriales y cada vez más en inmuebles y hoteles. "La residencia abrirá este mercado a la clase media". Según el Informe sobre emigración internacional china de 2012, más de 150.000 chinos obtuvieron el pasado año la residencia permanente en países como Estados Unidos, Canadá y Australia. La mayoría, de alto poder adquisitivo con inversiones en inmuebles, divisas y acciones.

Los principales captadores de inversiones en China son agencias especializadas en adquirir inmuebles en el extranjero solo o principalmente para conseguir la residencia y funcionan como un API. "Hay unas 15 o 20 en todo el país, igual que las hay en Japón y Corea. Están a la caza de jurisdicciones atractivas", explica Soler. Por su parte, Emergia ya ha cerrado dos operaciones hoteleras que empezaron a gestarse hace un año. Por si quedaba duda, Lynn Ye sentencia: "es el momento de invertir ya". No todo está perdido.


Fuente: El País 
 


Comments


Your comment will be posted after it is approved.


Leave a Reply